319 376 8336

Pegante Boxer

$0

Pegante boxer, ideal para procesos de rápido ensamble, uniones de alto desempeño y máxima resistencia.

Su principal característica y su principal ventaja es que permite aplicarse sobre una superficie, se seca rápidamente al aire. Cuando esta seco parece que no pega, pero se pega así mismo.

 

Categoría: Etiqueta:

Descripción

Ventajas y Usos del pegante boxer

Hay entornos donde se deben pegar piezas grandes y amplias. En estos casos es muy habitual el uso de cemento de contacto (pegante boxer).

La mayoría de pegantes no se pueden secar, porque los compuestos químicos no tienen forma de recibir aire en la parte interior. O tardan demasiado tiempo, y tenemos que mantener las piezas fijas durante el secado, usando algún tipo de anclaje.

En estos casos, el pegante boxer es la solución ideal. Lo aplicamos en ambas superficies, haciendo una limpieza previamente de estas, y dejamos que el pegamento seque al tacto.

Como ya está seco antes de juntar las piezas, no tendremos el problema de que no pueda secar cuando unimos las piezas. En 10 minutos, tendremos las piezas fijas. Lo más importante es la presión que aplicamos al unir las piezas. Cuanta más presión, mejor será su adhesion. Se debe tener cuidado porque una vez pegado (si lo hacemos bien), no podremos corregir la posición.

En superficies porosas, como la madera, podemos aplicar una primera capa para sellar la superficie y ayudar a fijar el pegamento, y luego aplicar una segunda capa para una mejor adherencia.

Por ejemplo, podemos pegar una tela a una superficie de plástico. Este tipo de trabajos son muy comunes y complicados con otro tipo de pegamento, porque no son capaces de unir superficies tan distintas.